miércoles, 15 de junio de 2011

EL PAPEL DE LOS PADRES EN EL APRENDIZAJE DE LA LECTO – ESCRITURA


       La escuela requiere de la colaboración continua de los padres de familia, el niño pasa una mínima parte de su tiempo en ella, es en el hogar donde obtienen los patrones educativos que tendrán significado a lo largo de su vida.
       En lo concerniente a la lecto- escritura, el ambiente familiar genera diferentes situaciones, por un lado, los padres de familia presionan a la educadora para que el niño conozca las letras o inician prácticas poco pedagógicas para que el niño aprenda, por esta razón se debe sensibilizar a los padres de familia para iniciar con actividades pedagógicas que ayuden al niño a familiarizarse con esta práctica tales como:
El cuento: Es un valioso medio para que los niños entren en contacto con distintos aspectos de la lectura y la escritura. Las formas de trabajar con el cuento son múltiples, una de ellas es la lectura de cuentos a los niños. A través de ella el niño tiene la oportunidad de escuchar un lenguaje rico en descripciones que estimulan su imaginación; ampliar su vocabulario  al descubrir una de las formas que toma el lenguaje escrito, observar diferentes conductas de los adultos tales como: la forma de sostener el cuento, la dirección de la mirada al ir leyendo, el orden al cambiar las hojas y aquellas acciones que se ejercen sobre los portadores del texto.
Durante la lectura el niño podrá preguntar el significado de las palabras que desconoce, es aconsejable volver a leer el párrafo que contextualiza la palabra ¿qué será? Si aquí, dice arbusto ¿podrá ser un animal? Si después de una serie de preguntas el niño no descubre el significado se recurre al diccionario.
Otra manera de trabajar con los cuentos es proponer a los niños que ellos los inventen.
El Dictado: El inicio de este proceso se da cuando el niño en forma espontánea empieza a dibujar letras o seudoletras, esto permite al niño observar que sus palabras pueden escribirse con los mismos signos que ha visto en envases, etiquetas etc.
       De estos dos ejemplos de actividades integradoras, es conveniente destacar los siguientes elementos básicos:
-          Lo importante no es enseñar a leer y escribir sino propiciar el acercamiento a este objeto de conocimiento.
-          Ampliar la capacidad de comunicación del niño.
       Es importante destacar que podemos apoyar la labor de la escuela en el hogar, dentro de las posibilidades de cada familia, acudir a la escuela siempre les sea posible, informarse periódicamente sobre los avances y dificultades de los niños, conocer de manera general los materiales su empleo y su organización, responder sencillamente a las preguntas que los niños hagan sobre los textos y uno de los más importantes colaborar con los niños leyéndoles siempre que puedan diversos materiales escritos como: cuentos, revistas, noticias etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada